El 3 de mayo, durante el debate y votación del Plan Nacional de Desarrollo en el Congreso de la República, la guardia indígena marchó hacia la Plaza de Bolívar en el centro de Bogotá, a donde llegó para exigir el cumplimiento de los acuerdos pactados en el marco de la consulta previa, libre e informada del PND.

Los indígenas llegaron a la plaza con sus bastones de mando en las manos, imagen que provocó rechazo en algunos sectores políticos. El presidente Gustavo Petro se refirió a la polémica y lanzó pullas a la prensa.

Todo comenzó con un trino de El País de Cali en el que registró el ingreso de la guardia indígena a la plaza de Bolívar, en el tuit decían que esta había llegado “armada con palos a protestar a las afueras del Congreso”. Esto último, “armada con palos” parece que molestó al presidente Petro que citando el tuit, comentó la noticia advirtiendo que el bastón de mando —los “palos” a los que hace referencia la publicación— no son un arma de fuego.

“¿Porqué (sic) esta prensa quiere una masacre contra los indígenas? Saben que un bastón de mando representa el cuerpo del ser humano y no es una arma de fuego, entonces cual la razón de instigar el odio contra una población minoría étnica y vulnerable. ¿No es esto un acto que va contra el derecho de gentes?”

Este no fue el único trino que el presidente Petro dedicó a la confusión de los bastones de mando con armas ni el único comentario que hizo a la prensa, pues respondiendo a un trino de Luis Carlos Vélez, director de La Fm, le pidió que “deje de decir mentiras desde Miami”. En el tuit de Vélez, este escribió: “La Guardia Indígena ingresa armada al centro de Bogotá y protesta frente al Congreso. Las autoridades miran…”

“No puedo decir más que esto es una falsedad, una inmensa mentira que puede llevar a l asesinato de la jueventud. Por favor, por Colombia, deje de decir mentiras desde Miami”

A otro al que le contestó el presidente Petro fue al exembajador en Estados Unidos de Iván Duque, Juan Carlos Pinzón, que también en Twitter, registró el ingreso de la guardia indígena a la Plaza de Bolívar. Pinzón señaló a los indígenas de ser: “Una organización armada con evidente entrenamiento y mando, toma el Capitolio en Bogotá. La gente en total indefensión ante la “guardia indígena”. Ninguna autoridad actúa. El poder Judicial debe ordenar proteger a los colombianos, ya que el Ejecutivo está a favor de los violentos”.

Por admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *