Favelas en Dosquebradas: una ciudad en completo abandono y sin dolientes

Es triste, pero es la realidad lo que se está viviendo en el municipio de
Dosquebradas, Risaralda, cuarto municipio del eje cafetero, reconocido
como industrial, donde ya hay comunas con características de una
favela y como ejemplo coloco la Comuna 8 “Nuestra Señora de Chiquinquirá”,
integradas por los barrios Guadualito, San Diego, Nueva Granada, El Martillo, La
Soledad, Barro Blanco, Cerro Azul, Country I, Country 2 Country 3, Puerto Nuevo,
Villa Tula, Pasaje Zapata, Primavera Azul, El Modelo, entre otros, los cuales
están tomados, territorialmente, por la banda criminal cordillera, hoy en
tránsito de cambio denominación a La Oficina, y también se cuenta con la
presencia del Clan del golfo
, que es un grupo armado organizado
narcoparamilitar, que ha ocupado territorios del Norte del Valle, Risaralda y
Quindío, con más de 500 integrantes, entre hombres y mujeres.


De acuerdo al trabajo de campo realizado durante los últimos seis
meses, se ha obtenido información que el cartel mexicano Sinaloa ha venido
explorando la comuna 8 y las otras comunas y corregimientos, para tomarse el
mercado criminal de almacenamiento, distribución y comercialización de
sustancias psicoactivas.


Estas estructuras son las dueñas de la actividad criminal de la
comercialización de heroína, marihuana, cocaína y otras sustancias
psicoactivas,
como también del préstamo de gota a gota, de extorsiones a
tenderos y ciudadanos, como también de reclutamiento de niños, adolescentes y
jóvenes para que le presenten el servicio de esa empresa rentable y criminal en
todas las 12 comunas y los dos corregimientos del municipio.


Se ha obtenido información de que integrantes de estas bandas
criminales ejercen las funciones de autoridades civiles y militares, y vienen
amenazando a los Dignatarios de los Organismos Comunales, a algunos
miembros de la mesa municipal de participación de víctimas, Defensores de
Derechos Humanos, concejales, Veedores y Jueces de Paz.

Durante los últimos 45 días han asesinado a 10 jóvenes y hay dos heridos en
recuperación, en dicha comuna, entre ellos, al El Chavo, Geringa, Yeisson,
Morocho, Palma, Juan David, Chinga, Jhon Sebastián Yepez Moreno, a quien
asesinaron en el barrio El Martillo y su cuerpo fue dejado en el barrio Country 3, de
un listado de veinte (20) personas y otras fueron desplazadas del territorio, pero lo más preocupante para la sociedad civil, que en voz baja, me comenta que
como es posible que estos hechos sucedan a tres cuadras donde está situada
la estación de policía, y me preguntan porque tanto silencio por parte de los
concejales y las autoridades civiles y militares, del municipio
, con la
Defensoría Del Pueblo, y a la vez qué pasa con Dosquebradas que el Gobierno
Nacional y las Instituciones del estado no miran hacia este municipio que tiene
todos los problemas sociales, económicos y políticos, tomada por narcotráfico, por
la corrupción administrativa, en el período pasado y aún sin resultados efectivos;
con mucha población de habitante de calle, sin escenarios deportivos y culturales,
con basura y escombros por todas las calles, con alto índice de inseguridad y
desempleo, alto consumo de sustancias psicoactivas, con invasores de terrenos
de propiedad del municipio y de la Carder, donde hasta un particular se ha dado el
lujo de tomarse y adueñarse de una vía terciaria desde hace 4 años; con alto
índice de prostitución juvenil, vías terciarias y de barrios en mal estado, con problemas de movilidad; el tejido social desarticulado, una ciudad en
completo abandono y sin dolientes, la cual ha sido dominada por un clan
político y los patrones del narcotráfico.


Dosquebradas tiene la Alerta Temprana de eminencia 003 del 2022 y no ha habido
ningún correctivo, ni siquiera cámaras y un centro de seguridad y el pasado
gobierno de Iván Duque dejó solo a este municipio y no cumplió
sus compromisos con el alcalde Diego Ramos Castaño, quien fue reelegido
para este período constitucional que se termina el 31 de diciembre del 2023
.

Llegó la hora de que el presidente de la República, Dr. Gustavo Petro y su
equipo de Gobierno haga presencia en Dosquebradas, Risaralda, se articule
con la sociedad civil, con los organismos comunales, los microempresarios
y empresarios para rescatar al municipio de la politiquería y del
narcotráfico.


Doctor Gustavo Petro Urrego, no nos deje más en manos de los grupos
criminales y del clan político que nos ha manejado durante mucho tiempo,
ni
en la comuna 8 en manos de alias ‘Cali’, quien fue detenido recientemente y a los
dos días ya estaba en el barrio, y de Mao, quien ha regresado al territorio de la
comuna 8.

Este es el clamor de muchos ciudadanos y ciudadanas de Dosquebradas que en
algunos casos guardan silencio, que tienen miedo y no se atreven a hablar porque
los patrones que nos mandan envían amenazas, o en el peor de los casos terminan asesinados.

Responsable de esta nota
JAIME GUTIERREZ OSPINA
Defensor de Derechos Humanos
Asesor de la Confederación Nacional de Acción Comunal
Celular 311 390 9408
jaime.dhdih.vic.paz@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *